RETOS QUE SUPERAR DEL HOME OFFICE

Aunque los millennials sabían perfectamente de lo que se trataba, la mayoría de los empleados tuvo que recluirse en casa   e iniciar el “home office” de manera “obligatoria”, o sea a fuerza, debido a la contingencia que surgió a nivel mundial por el COVID – 19, pero muchos  sin saber  por donde empezar, incluyendo a los jefes.   Esta situación ha puesto en evidencia la falta de preparación o estrategias a seguir en momentos de crisis.

El home office puede resultar muy demandante, llegando inclusive a reducir el rendimiento cuando la persona carece de preparación o capacitación sobre el mismo, pero también plantea ciertos desafíos o retos.  Por un lado, se vuelve casi imposible tener acceso a la información cuando no se cuenta con una plataforma digital sólida, debido a que el acceso a las computadoras en la oficina se complica.  Asímismo, por el otro, se anula la interacción y, en consecuencia,  la supervisión directa.  Algunos jefes suponen que su gente no funciona con eficiencia mientras que los trabajadores sienten que los primeros no perciben sus necesidades como tampoco ayudan a sacar las cosas adelante, quedando con un sentimiento de vacío, descontento y desmotivación en ambas partes.

Existen algunas extrategias que se pueden poner en práctica en cualquier momento y que ayudarán a hacer más fácil y llevadera la transición al home office; a continuación, mencionamos las más importantes:

  • Es necesario establecer un monitoreo diario a través de llamadas o conferencias virtuales.  La idea es que sean sobre una  base regular y programada, permitiendo el intercambio de ideas así como de preguntas para disipar dudas. 
  • Los retos van más allá de cuestiones interpersonales entre los colaboradores. La falta de “conocimiento mutuo”, entre éstos, llega a convertirse en la nula disposición a darles el beneficio de la duda ante situaciones problemáticas.  Por ejemplo, si sabes que un compañero está pasando por un mal momento y te llega un correo poco amable de su parte, lo disculpas, comprendiendo que es consecuencia del estrés bajo el que se encuentra, pero, en caso de que el autor sea otra persona, de la que desconoces su situación, lo más factible es que te sientas ofendido, tachándolo de poco profesional.
  • El aislamiento social es una de las quejas más comunes ya que se pierde la interaccion del ambiente de oficina, junto con el  sentido de pertenencia, fomentando la idea de buscar otro empleo fuera de la empresa, lo cual podría llevar a la pérdida de talento.

El home office no es fácil, requiere de voluntad y disciplina ya que no se trata simplemente de  trabajar desde un sillón.  Es aceptar que se trabaja “desde casa”, con todo lo que ello implica, y como jefe, tienes mucho que aprender; de eso estaremos hablando en el futuro.  Mientras tanto, recuerda que nosotros, INARI, Inteligencia Laboral, somos el asesor laboral clave para la era moderna, con un traje a la medida que se adapta a tus necesidades.

LO MÁS NUEVO
EMPLEADO
Estilos de liderazgo empresarial
agosto 08, 2022
EMPRESA
Casos especiales en la PTU
abril 25, 2022
NOTAS RELACIONADAS
EMPRESA
Errores comunes que las pequeñas empresas come...
diciembre 10, 2015
EMPRESA
Cuáles son las obligaciones laborales de una ...
octubre 29, 2015