NO TE CONFORMES

El éxito no es cuestión de suerte; es el resultado del valor y trabajo, así como motivación para superar retos y temores.  Se trata de eliminar el conformismo, esas  limitaciones que uno mismo se plantea; mantener estándares elevados en el trabajo, ética, desarrollo personal y responsabilidad, pensando en grande y esperando sólo lo mejor.  Todo esto lo debes hacer  sin perder la amabilidad que te caracteriza, incluyendo otros aspectos como los que mencionamos a continuación: 

  • Supera obstáculos, enfocándote en lo que puedes aprender y mejorar, en el panorama más amplio y no en lo que es urgente.Las prisas bloquean la mente, volviéndola irracional.  Respira profundo y deja ir lo que no puedes controlar, concentrándote en lo que sí.
  • Elige posibilidades y no problemas.Al valorar éstos dentro de una perspectiva enfocada en soluciones, activas el proceso creativo de examinar caminos alternos en lugar de estancarte en falsas suposiciones del por qué las cosas no se hicieron bien.  Cuando te sientas abrumado,  pide sugerencias de las personas que te rodean, esa necesaria lluvia de ideas que podría convertirse en tu  fuente de inspiración.
  • No seas un simple espectador; mantén una actitud motivacional, evaluando y adaptando tanto tus creencias como lo que haces, de modo que evites caer en el conformismo.
  • Agradece la colaboración de otros.El éxito depende en gran medida de la aportación de los integrantes de tu equipo de trabajo,.   Por consiguiente, es importante fijar normas para el trabajo conforme a las responsabilidades de cada uno, con objetivos desafiantes pero alcanzables, siendo generoso asimismo en las recompensas o bonificaciones.  
  • Aprende a administrar tu tiempo adecuadamente.Concéntrate en lo urgente sin desperdiciar tu atención en esos detalles sin importancia que sólo te distraen. Respeta el tiempo de los demás, evitando por completo el llegar tarde a las reuniones; es una forma de mostrar tu interés así como la importancia que das a ese tipo de eventos y los vínculos que deseas generar.
  • Acepta la responsabilidad de tus actos, ya sean positivos o negativos. Un error es una oportunidad de aprendizaje para evaluar qué debes cambiar o modificar para mejorar. El tomar la responsabilidad te permite ser más flexible y adaptarte a cualquier cambio que necesites aplicar. El poder radica en comprender que los grandes avances se logran después de un fracaso o equivocación.
  • El buen líder no surge del ego, sino de su disposición para aprender, inspirar a otros, sin temor a demostrar su amabilidad. Esto no implica en forma alguna el tener que decir “sí” o aceptar todo; es dar sin criticar, producir feedback sin reclamar, es  ver posibilidades y no problemas.

Como cabeza de tu negocio, tienes que ser amable, creando un ámbito laboral donde todos quieran dar lo mejor de sí mismos, sintiéndose afortunados de pertenecer.   

Recuerda que nosotros, INARI Inteligencia Laboral, somos el asesor laboral clave para la era moderna.

LO MÁS NUEVO
EMPLEADO
Estilos de liderazgo empresarial
agosto 08, 2022
EMPRESA
Casos especiales en la PTU
abril 25, 2022
NOTAS RELACIONADAS
EMPRESA
Soluciona con éxito los problemas de tus clien...
marzo 21, 2017
EMPRESA
3 Estrategias para impulsar las ventas
marzo 20, 2017