NO NADES CONTRA LA CORRIENTE

por Martha Galas

Muchos empresarios suponen que las grandes ideas tienen que ser revolucionarias para generar muchísimo dinero o el éxito que siempre han soñado; en otras palabras, que impliquen un verdadero  cambio para la vida de algunas personas.  Sin embargo, este tipo de mentalidad carece de cualquier sustento ya que las genialidades, como la invención del teléfono celular por ejemplo, son pocas y escasas.

A los humanos no nos gusta cambiar, y menos cuando se trata de modificar nuestra manera de ser, nuestro comportamiento, de modo que es muy difícil nadar contra la corriente  cuando ello significa poner de cabeza y aniquilar una industria.

De hecho, la clave del éxito consiste en la simplicidad; los conceptos claros y sencillos son los más fáciles de introducir en el mercado de un modo que sea lucrativo.  Las ideas revolucionarias conllevan ciertamente tiempo y un elevado costo  para desarrollarlas, y la mayoría de las personas carece de estos dos factores. Para explicarlo con palabras claras, la clave radica en  mejorar un producto, o sea innovar en un mercado existente donde sea sencillo lograr que los consumidores lo prueben, reduciendo los riesgos de fracaso al mínimo.  Muchas veces, todo lo que se requiere consiste en adoptar una perspectiva distinta, o sea ver las cosas desde otro ángulo para tener esa idea genial.

Un ejemplo muy claro de lo que acabamos de mencionar es la invención de Paul Brown, quien diseñó un simple tapón con la estabilidad necesaria para poner las botellas al revés; después de patentar su idea, la vendió a Heinz y algunos fabricantes de champú, logrando amasar una fortuna de más de 230 millones de dólares.

Si deseas que tu negocio emprenda nuevos rumbos, analiza cómo puedes mejorar el diseño del producto o servicio que ofreces ya que esta estrategia es la clave para innovar.  Además, observa lo que existe a tu alrededor, y la próxima vez que pienses que algo podría tener un mejor diseño, simplemente toma la iniciativa e intenta hacerlo tú mismo.  Tal vez  podrías crear algo genial como ese hombre en India, quien, como amante de las pizzas, se frustraba cada vez que recibía una deforme, con el queso pegado a la caja; después de varias ideas, se dio cuenta que la solución era una pequeña estructura de plástico.  Así que gracias a su esfuerzo, ahora podemos disfrutar de una deliciosa pizza intacta.

Nosotros, INARI Inteligencia Laboral, somos  la creación de un innovador líder, quien con su visión logró desarrollar estrategias para ayudar a cada uno de sus clientes, creándoles un traje a la medida de acuerdo a sus necesidades.  No dudes en contactarnos.  Somos el asesor laboral ideal para la era moderna.

LO MÁS NUEVO
EMPLEADO
Estilos de liderazgo empresarial
agosto 08, 2022
EMPRESA
Casos especiales en la PTU
abril 25, 2022
NOTAS RELACIONADAS
EMPRESA
Intuición… ¿En los negocios?
junio 28, 2017
EMPRESA
10 maneras de mantener felices a tus empleados
enero 05, 2017