LOS BUENOS MODALES NUNCA PASAN DE MODA

Por Martha Galas

Como empresario, sueles pensar que tu trabajo habla por sí mismo, aunque no siempre ni tu imagen ni lo que haces deja la impresión que deseas, o sea no brindan ese necesario mensaje a empleados, socios, colegas y clientes, esas personas que esperan que seas un verdadero líder, predicando con el ejemplo.

Así como tú evalúas a otros, la gente con la que tratas hace suposiciones de ti, basadas en tu forma de actuar y reaccionar.  Por lo tanto, te sugerimos:

  • Dedica tiempo para actualizar la información en los distintos medios digitales que manejas de modo que ofrezcan una imagen positiva de tu negocio, y asegúrate de que tú y tus empleados cumplan tanto con los compromisos como con las promesas hechas.
  • Si sueles llegar tarde, tus trabajadores creerán que también ellos pueden hacerlo. Hoy en día, la mentalidad de “haz lo que digo y no lo que hago” ha perdido validez por completo, por lo que debes practicar esas características que te gustaría que tu gente mantenga al llegar a laborar; por lo tanto, si quieres que sean puntuales para cumplir con un horario, llega antes que ellos.  De esta forma, será tu ética la que logrará incidir en la de cada uno.
  • La colaboración constituye el elemento clave para alcanzar el triunfo. Al rechazar el apoyo de colegas y empleados, sólo consigues perder su respeto. Si, por el contrario, compartes el crédito por algo bien hecho y elogias la labor de tu gente, lograrás motivarla para dar lo mejor de sí misma. Sin embargo, asegúrate de rodearte de personas  cuyas capacidades complementen las tuyas y jamás de aquéllas que sólo sirven para adular.  
  • Cuida tu arreglo personal. Tu modo de vestir es como te presentas al mundo, tu forma personal de decir que eres competente, confiable y poderoso, entre otras cosas.  No dudes en invertir en ropa de calidad, creándote un estilo que vaya de acuerdo con la industria donde te desenvuelves; en otras palabras, si ésta es publicidad, nunca debes optar por los trajes de corte clásico sino algo más a la moda y cómodo.
  • Cuando alguien te hable, evita cualquier distractor; para decirlo más claro, no veas constantemente el celular, por lo que, si crees necesario, apágalo y guárdalo en un cajón. Tampoco interrumpas, y trata de hacer contacto visual, mostrándote atento y paciente, con una sonrisa en el rostro.

Por último, recuerda que los buenos modales y la amabilidad nunca pasan de moda, y tu objetivo primordial es predicar con el ejemplo para lograr que tus empleados te imiten.  

Nosotros, INARI Inteligencia Laboral, somos el asesor clave para la era moderna con un traje a la medida que se adapta a tus necesidades.  No dudes en contactarnos.

LO MÁS NUEVO
EMPLEADO
Estilos de liderazgo empresarial
agosto 08, 2022
EMPRESA
Casos especiales en la PTU
abril 25, 2022
NOTAS RELACIONADAS
EMPRESA
Principales problemas al elaborar nóminas
agosto 29, 2016
EMPRESA
Evita estos errores de ventas
marzo 07, 2017