EL ALMA DE LA CORTESÍA

por Martha Galas

¿Te encanta verte presionado ya que haces más en menos tiempo? ¿Te resulta imposible mantener una disciplina?  ¿Disfrutas de la sensación del último minuto? ¿Has aprendido a controlar la ansiedad que te provoca el no ser puntual?  ¿Jamás admites que llegas tarde ya que para ti es una forma de control?

Sin importar lo inteligente y competente que seas, corres el riesgo de arruinar tu reputación profesional si acostumbras no llegar a la hora acordada en una cita o reunión.  Esta actitud   o tendencia  no conduce a nada positivo, puesto que,  que de hecho, la puntualidad constituye una norma a seguir en el ámbito laboral.  Además,  entre otras cosas:

  • Ayuda a fomentar tu credibilidad.Si sueles poner excusas cada vez que llegas tarde, recuerda que no todo es cuestión de rendimiento y dicha actitud podría afectar el como te valoran con el paso del tiempo.  Así que, a partir de ahora, destaca por tu puntualidad; ésta es una demostración de tu confiabilidad.
  • Sirve paraasegurar  que te importa el tiempo de los demás; es un reflejo de tu compromiso pero también del respeto que tienes por otros, ya sean empleados o colegas.
  • La puntualidad es sinónimo de integridad, de compromiso con el trabajo, de dedicación y ética laboral.
  • Podría ser el empujón que necesitas.A veces, unos minutos tarde parecen no importar, pero, cuando hay que decidir a quien otorgarle el ascenso o promoción, esa característica de la puntualidad podría ser el empujón que se requiere junto con las aptitudes y conocimientos académicos ya que pocos jefes se inclinarían por el que nunca llega a tiempo.

Un factor negativo de la falta de puntualidad es el efecto que produce en los empleados que tienen que “tapar” a ese compañero que siempre llega tarde.  Además, el estar de prisa para cumplir con los tiempos de entrega, provoca ansiedad en los integrantes del equipo de trabajo con la resultante baja en su rendimiento, mientras que, en el otro lado de la moneda, la puntualidad ayuda a demostrar que el proyecto se realizó en el tiempo acordado, sin presionar a la gente. Unos minutos más tarde parecen no tener importancia, pero, si esto sucede de manera continua y constante, podría ser el detonante para perder el empleo. 

Sin importar si eres jefe o empleado, no olvides que: cinco minutos antes, estás a tiempo; si estás a tiempo, ya estás tarde; si estás tarde, ya no estás. Recuerda que la puntualidad es orden, disciplina, respeto, responsabilidad; una  actitud positiva que constituye  el alma de la cortesía.

Si te preocupa lo laboral, deja todo en nuestras manos. Somos INARI Inteligencia Laboral, el asesor laboral clave para la era moderna, y el único con un traje a la medida que se adapta a todas tus necesidades.  No dudes en contactarnos.

 

LO MÁS NUEVO
EMPLEADO
Estilos de liderazgo empresarial
agosto 08, 2022
EMPRESA
Casos especiales en la PTU
abril 25, 2022
NOTAS RELACIONADAS
EMPLEADO
Evalúa y deja una impresión positiva
agosto 29, 2019
EMPLEADO
UNA BUENA REPUTACIÓN ABRE PUERTAS
octubre 23, 2017