DESDE LA PERSPECTIVA DEL JEFE

por Martha Galas

El home office llegó “a la fuerza”; todos corrimos a encerrarnos en casa para cumplir con los compromisos laborales, sin tener alternativa alguna ante la pandemia que se desató a nivel mundial.

Como jefe, es necesario que ofrezcas tu apoyo en diversos aspectos:

  • Asegura que todos tus colaboradores cuenten con la tecnología necesaria para las conferencias virtuales. La comunicación por correo no es suficiente; tu gente necesita saber que tiene tu apoyo, que te puede “ver”. Las videconferencias son ideales para grupos pequeños al permitir las conversaciones y el intercambio de información.
  • Establece reglas claras en lo que se refiere a lo que esperas de tus empleados, pero también dedica tiempo a saber qué es lo que ellos quieren o sus expectativas.
  • Ha sido un día difícil en la oficina y recibes un mensaje poco amable de un trabajador, de inmediato supones que el estrés lo llevó a actuar de esa forma, pero, si lo recibes de alguien al otro lado del mundo, seguramente pensarás que es poco profesional o descortés. La falta de interacción personal, entre los trabajadores remotos en particular, puede convertirse en un factor negativo por la poca disposición a conceder el beneficio de la duda frente a un problema.  Asegúrate de que todos compartan  las mismas oportunidades de comunicación de modo que ésta sea fluida y amigable a pesar de la lejanía.
  • Cuando el cambio en la forma de laborar es inesperada, la gente no sabe cómo trabajar y mucho menos qué no puede hacer. La invade sentimientos de ansiedad y depresión; tu obligación, como jefe, es ayudarla en la etapa de transición, recordando que las palabras de aliento nunca están de más.
  • El aislamiento social es una de las quejas más comunes ya que los trabajadores suelen extrañar la interaccción de la oficina; a largo plazo, puede provocar una drástica reducción en el sentido de pertenencia a la entidad. Necesitas reducir este tipo de tensión, permitiendo, por ejemplo, que en los primeros diez minutos de una videoconferencia , se toquen temas personales o informales. Por favor, no olvides que tampoco pudes tener “juntitis”; esto es,  programa reuniones cuando sean realmente necesarias y no en exceso.
  • Cuando nos vemos forzados a implementar el trabajo remoto, las personas tienen que aprender a manejar situaciones  familiares comunes mientras están frente a la computadora: niños corriendo, perros ladrando, etc.    Son cosas normales, por las cuales nadie debe alterarse y tú, como jefe, tienes que poner el ejemplo, riendote cuando sucede para tranquilizar.
  • Muéstrate empático, escuchando lo que tienen que decir, lo que les preocupa y les causa ansiedad. Simplemente pide que te expliquen, por escrito  o en una reunión virtual, cómo se sienten trabajando de esta forma.  Ésta es una gran estrategia que ayudará a fomentar la cohesión, demostrándoles que te interesa su bienestar.

No te preocupes de lo laboral; deja todo en nuestras manos.  Somos INARI Inteligencia Laboral, el asesor laboral indicado para la era moderna.

.

LO MÁS NUEVO
EMPLEADO
Estilos de liderazgo empresarial
agosto 08, 2022
EMPRESA
Casos especiales en la PTU
abril 25, 2022
NOTAS RELACIONADAS
EMPRESA
LECCIONES DE NEGOCIO QUE PUEDES APRENDER DE TU ...
enero 21, 2016
EMPRESA
¿QUÉ ES UNA INCUBADORA?
agosto 14, 2018