Decídete y Comprométete

DECÍDETE Y COMPROMÉTETE

AUTOR M.G.

Ves el reloj y feliz arrojas los papeles sobre el escritorio listo para salir corriendo, olvidando por completo la larga lista de pendientes aunque ésta seguirá allí el lunes, ocasionándote gran estrés.

Todos sabemos que el trabajo no implica laborar como si fuéramos máquinas, atiborrando el día de tareas y manteniendo una carga de trabajo excesiva e interminable.  Hay que hacerlo no sólo de manera eficiente sino también con inteligencia; en simplificar las cosas para terminar más rápido, con tiempo para distraerse, estar con la familia y descansar, evitando hasta donde sea posible el estrés. De hecho, los especialistas nos sugieren algunos tips sobre el tema:

  • La mayoría de las personas necesitan entre siete y ocho horas de sueño diario.  Escucha a tu cuerpo y descansa lo necesario para que tanto éste como tu mente funcionen adecuadamente.
  • Adopta la costumbre de iniciar tus labores temprano; si no te gusta madrugar, proponte ir a la cama antes de lo que acostumbras.
  • Al llegar a la oficina, decide cuáles son las dos o tres cosas más importantes y concéntrate en ellas antes que nada.
  • Aprende a decir “no”, eligiendo los proyectos que te gustan  y declinando los que sabes que no puedes hacer o te llevarán demasiado tiempo.  
  • La regla de oro consiste en terminar primero lo más urgente ya que de lo que se trata es en simplificar el trabajo.  Enfócate en una sola cosa y avanza con paso firme y no cometas el error de pasar de una tarea a otra ya que dejarás de valorar lo que haces, perdiendo motivación.
  • No te desesperes si tu carga es excesiva y parece no tener fin.  Sólo concéntrate en la tarea que te corresponde, respira profundamente y anímate confiado en que lo importante es seguir adelante con paso sólido  como mencionamos con anterioridad.
  • Se sincero contigo mismo y reconoce el tiempo que pasas en juegos digitales  o chateando. Al empezar a trabajar, evita todas las distracciones así que apaga el celular y, de no ser posible,  ponlo en modo avión o silencio. En otras palabras, sin distracciones y sin excusas, sólo con algo de música tranquila siempre y cuando te ayude a concentrarte.
  • No te enfoques en detalles  sin importancia que sólo alargan el tiempo que dedicas al proyecto; es algo absurdo y no lleva a nada. La  regla dice: más vale poco importante y valorado que mucho intrascendente.
  • Fija un horario que te obligue a  terminar cada tarea de manera puntual.  Si necesitas más tiempo, deja lo que no terminaste para el final del día.
  • Entre una tarea y otra es necesario tomar un respiro. Puedes salir a caminar, meditar o simplemente estirarte un poco frente a tu escritorio  e ir por otra deliciosa taza del café.

Sin importar el puesto que ocupes, todo es cuestión de tomar la decisión y comprometerte contigo mismo.  

Recuerda que nosotros, en INARI Inteligencia Laboral, nos comprometemos con cada cliente al elaborar “un traje a la medida” de acuerdo con sus necesidades específicas.  Si requieres más información, no dudes en contactarnos.



LO MÁS NUEVO
EMPLEADO
Estilos de liderazgo empresarial
agosto 08, 2022
EMPRESA
Casos especiales en la PTU
abril 25, 2022
NOTAS RELACIONADAS
EMPLEADO
Estilos de liderazgo empresarial
agosto 08, 2022
EMPLEADO
RSE… ¿Sabes lo que significa?
julio 31, 2017