¡CONCÉNTRATE!

Tu jefe, o empleado, está presentando ese importante proyecto en el que estuvieron laborando hasta altas horas de la noche durante el último mes, pero te es imposible concentrarte en sus palabras.  Lo que te sucede es muy común ya que tu mente divaga cuando:

  • Pasas de un pensamiento a otro sin poder controlarlo.
  • Desperdicias tiempo en cosas poco importantes, o seas eres micromanager.
  • Te cuesta terminar ese proyecto o pasas de una tarea a otra sin lograr concluir alguna.
  • Insistes en hacer varias cosas el mismo tiempo, confundiendo a tu cerebro, cometiendo errores y viéndote obligado a repetir algunas tareas ante la baja calidad de tu trabajo.
  • En las noches, no concilias el sueño; algunos efectos secundarios hacen mella tanto en tu apariencia como en tu salud. Para explicarlo con claridad, estás cansado, ojeroso o comes sin control.

 

Es imposible dar el cien porciento todo el tiempo, aunque siempre hay algo que podemos mejorar en algunos aspectos de manera asertiva para fortalecer tu concentración:

  • Adopta la costumbre de llevar una lista de todo lo que tienes que hacer, manteniéndola al día, de modo que te sirva de guía para terminar los pendientes.
  • Evita cualquier tipo de distracciones, como llamadas de celular y WhatsApp; apaga tu celular y guárdalo en un cajón. En caso necesario, coloca un letrero que diga: “no molestar”.
  • Identifica los pensamientos negativos; existen algunos cursos sobre el pensamiento positivo que podrían ayudarte a adoptar técnicas para mejorar el trabajo diario.
  • Jamás hagas varias cosas al mismo tiempo; enfócate en una sola y termínala antes de seguir con otra.
  • Si algo te altera, concéntrate en tu respiración, tratando de hacerla más lenta para tranquilizarte.
  • A veces, el trabajo es demasiado monótono, lo que alienta a la mente a divagar. Si éste es tu caso, toma de cinco a diez minutos de descanso regularmente para permitir que tu mente se relaje.
  • Como te hemos señalado en el pasado, aprende a dar prioridad a las cosas importantes, poniendo orden a tus tareas de modo que te sientas motivado.
  • Otra estrategia excelente consiste en establecer metas semanales y/o mensuales que te ayuden a mantener la concentración.

No te desesperes si tu mente flota de un pensamiento a otro.  Se ha descubierto que tanto el yoga como la meditación constituyen excelentes estrategias para aprender a controlar lo que piensas. En este punto, lo importante es que practiques algo que realmente disfrutes, así que, si es un deporte, adelante.

Recuerda que eres tú el que tiene el control sobre tus pensamientos y actividades, y esto aplica ya seas jefe o empleado.    

Nosotros INARI Inteligencia Laboral somos el asesor laboral con un traje a la medida que se adapta a todas las necesidades de tu empresa.  No dudes en contactarnos. 

LO MÁS NUEVO
EMPLEADO
Estilos de liderazgo empresarial
agosto 08, 2022
EMPRESA
Casos especiales en la PTU
abril 25, 2022
NOTAS RELACIONADAS
EMPLEADO
¿Nuev@ en la empresa? Mejora tus relaciones
enero 15, 2019
EMPLEADO
Algunos tips para el estrés en el trabajo
agosto 08, 2017