ASEGÚRATE DE TENER UN MERCADO

por Martha Galas

El iniciar una empresa no es  sencillo y las presiones que tiene su dueño o director son enormes, quien no sólo debe actuar con cautela, sino mantener una fachada de tranquilidad ante los constantes problemas, poniendo a prueba sus agallas, de lo que está hecho. 

Un producto o servicio fracasa principalmente debido a que no existe mercado alguno; es obvio que, si nadie quiere lo que ofreces, tu negocio se va a ir a la quiebra. No se trata de una regla inquebrantable puesto que hay  excepciones, como el teléfono celular y la empresa de transporte Uber ya que, como explicó el fundador de Apple, Steve Jobs, “la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas”.  Sin embargo, este no ocurre con la mayoría de las microempresas ya que no puedes forzar a nadie a comprar algo que realmente no necesita o le parece inútil.

A continuación mencionamos algunas de las principales causas de quiebra que se señalan en un estudio de CB Insights, conocido con el nombre de “Analysis of 101 Startup Mortem”:

  • Ausencia de un mercado: 42 %
  • Falta de recursos económicos: 29%
  • Carencia del personal indicado: 23%
  • Incapacidad para hacer frente a la competencia:19%
  • Costos elevados: 18%
  • Producto de baja calidad. 17%
  • Desconocimiento de las necesidades del público: 14%
  • Pobre estrategia de mercadotecnia: 14%
  • Conflictos entre inversionistas y  equipo de trabajo: 13%
  • Falta de visión para operar desde la ubicación idónea: 9%
  • Problemas legales: 8%
  • Desgaste por “burnout”: 8%

En México, los datos de INEGI sugieren que el 98% de los negocios son microempresas, y 70 de cada 100 cierran antes de los cinco años, enfatizando que los  más pequeños son los que tienen más probabilidades de desaparecer durante el primer año de vida.  Las razones van más allá de la falta de liderazgo y  mala planeación financiera: un modelo de negocio anticuado u obsoleto, mínimo conocimiento del mercado, así como nula estrategia de mercadeotecnia.

Como empresario, debes considerar que ese producto o servicio que ofreces no tiene que gustarte a ti sino al público, de modo que su venta sea continua y sostenible, y capaz de evolucionar con el cambiante mercado.  Nadie puede decir que un negocio es seguro, y mucho menos en esta época, y tampoco se trata sólo de tener una idea genial; la clave radica en  estudiar el mercado,  la ubicación, así como la  demanda y la oferta, creando estrategias para atraer, vender y retener clientes con un producto o servicio versátil y capaz de evolucionar conforme a las necesidades del público.

Para asegurar el éxito y la supervivencia a pesar de los obstáculos,  tienes que dejar atrás la informalidad y pensar como  un  comprometido empesario, sin importar el  tamaño o giro  de tu negocio, y siempre al lado del único asesor laboral con un traje a la medida que se adapta tus necesidades:  INARI Inteligencia Laboral.

 

FUENTES: CB Insights, INEGI

LO MÁS NUEVO
EMPLEADO
Estilos de liderazgo empresarial
agosto 08, 2022
EMPRESA
Casos especiales en la PTU
abril 25, 2022
NOTAS RELACIONADAS
EMPRESA
¿Cuándo y cómo debo capacitar a mis empleado...
mayo 19, 2015
EMPRESA
NO ES UNA SIMPLE AFICIÓN
septiembre 23, 2020