El Poder Femenino

AUTOR M.G.

EMPLEADA - JEFA

Para sobresalir en el ámbito laboral, la mujer ha tenido que acatar las reglas existentes, viéndose obligada a adaptarse a una cultura dominada por el sexo masculino y sin dejar de estar sometida a la mira de la sociedad en como actúa y se viste. Hoy en día, se ha reducido la presión que implica ser mujer en un rol de liderazgo si bien todavía hay retos a superar.

Muchas mujeres en cargos importantes están presionando por la igualdad de género; no permanecen con los brazos cruzados esperando que todos suceda como por arte de magia, sino que tienen definido el rumbo que siguen profesionalmente. Confían en lo que son, en sus conocimientos y en sus capacidades; están conscientes de que los sentimientos no implican debilidad, sino que son valiosos aspectos, de compasión y pasión por lo que hacen, y no los reprimen.  

La cultura existente impulsa a la niña a sonreír y a buscar seguridad mientras que al niño se le enseña a jugar duro y tener metas altas.  La primera tiene que ser perfecta y el segundo valiente; razón por la cual la mujer, al socializar en el empleo, busca la perfección y evita los riesgos.

Los hombres solicitan un empleo cuando cumplen con el 60% de los requisitos mientras que las mujeres cuando tienen el 100%, convencidas que de que sólo así serán aceptadas.  Cambia ese enfoque y no desaproveches esa oportunidad de trabajo; cree en ti, en tu capacidad para alcanzar el éxito y demuéstralo durante la entrevista de trabajo.

Una mujer exitosa no permite que el miedo controle su vida profesional. No temas a lo desconocido, atrévete a salir de tu zona de confort, toca las puertas necesarias y aprovecha las oportunidades que surjan.

Como profesional, muchas veces percibes esa brecha de género, como diferencia en el salario, ser descartada para un ascenso o el simple comentario de un colega, aunque trabajes una empresa que promueve la igualdad de género. Alza la voz y exige el respeto que mereces; lo que importa son tus acciones y actitudes, no permitas que nada ni nadie te saque de tu camino.

Conviértete en un modelo a seguir; promueve el trabajo en equipo y ayuda a otras a alcanzar objetivos.  A diferencia del hombre, quien es egocéntrico y prioriza el salario, la mujer adopta un enfoque holístico, como parte de un plan general de vida, valorando elementos como propósito, vinculación con colegas e integración a la vida laboral.

Cuando la mujer se decide a trabajar junto con su equipo, las implicaciones son duraderas, mejorando la retención de empleados, fortaleciendo las capacidades individuales de cada uno y creando las bases para la siguiente generación de modelos femeninos.  Fomenta la aceptación de las diferencias de género, valorándolas como una combinación fabulosa para alcanzar metas generales y al éxito personal individual.

Toda mujer exitosa sabe que el asesor laboral indicado es INARI Inteligencia Laboral. No dudes en contáctarnos.

 

LO MÁS NUEVO
EMPLEADO
Estilos de liderazgo empresarial
agosto 08, 2022
EMPRESA
Casos especiales en la PTU
abril 25, 2022
NOTAS RELACIONADAS
EMPLEADO
Cuando sale “más caro” ir a trabajar
junio 26, 2017
EMPLEADO
La unión lleva al éxito
septiembre 25, 2017