MICRO MANAGER Y MACRO MANAGER

MICRO MANAGER Y MACRO MANAGER

AUTOR M.G.

¿Alguna ves has escuchado los anglicismos “micro manager” o “macro manager”? ¿Conoces su significado? Se trata de dos términos muy de moda hoy en día en el mundo empresarial, y que vamos a explicar a continuación:

El más conocido es, sin lugar a dudas, “micro manager” ya que se emplea para definir a aquel jefe que se enfoca en detalles sin importancia, pasando por alto lo que en verdad es relevante para la empresa. No estamos hablando de la supervisión periódica necesaria como medida de control de calidad sino de ese escrutinio constante y molesto que se centra en forma negativa en los métodos o procesos en lugar de los resultados. Se trata de personas que carecen tanto de perspectiva como de visión estratégica, no obstante, y por desgracia, llegan a ocupar cargos directivos y manejan de manera ineficiente equipos de trabajo.

El “macro mánager”, por otro lado, suele ser mucho menos exitoso en términos de resultados empresariales si bien su existencia es, de hecho, muy poco conocida. La razón de esto es muy obvia: el personal que trabaja para un “macro” jamás desea perder la comodidad de estar bajo sus órdenes. Ese jefe ausente, quien rara vez supervisa el trabajo y establece objetivos vagos, es considerado en realidad el mejor del mundo; es fácil de manejar y hasta “a gusto” podríamos decir. Sin embargo, si se analiza profundamente, dicha actitud llega a ser negativa puesto que el trabajador no se siente motivado para dar lo mejor de sí mismo, dejando de producir los resultados positivos de los que podría sentirse orgulloso al final del día.

En pocas palabras, los dos tipos de directivos se encuentran en lados totalmente opuestos del esquema dentro de una empresa: el jefe que nunca permite libertad alguna a los empleados para hacer su trabajo, responsabilizándonos de forma negativa de los procesos para alcanzar los objetivos, y aquél que es totalmente permisible en este sentido, fomentándoles inclusive una apatía o inercia para dejar de cumplir con sus labores, pero jamás haciéndolos responsables del fracaso.

En INARI Inteligencia Laboral consideramos que ninguno de los dos es recomendable puesto que registran el mismo resultado: un descenso en la capacidad productiva de la mano de obra con el micro, alentando a las personas a renunciar mientras que el macro, a permanecer en el puesto.

Ahora la pregunta es, ¿cómo alcanzar ese punto medio entre ambos? De acuerdo con los expertos, lo primero consiste en conocer el equipo de trabajo así como su situación para adoptar el mejor enfoque, pero, no te preocupes ya que seguiremos abordando el tema en el futuro. Recuerda que en INARI Inteligencia Laboral podemos asesorarte en éste y otros temas laborales. No dudes en contactarnos.

- M.G.

LO MÁS NUEVO
EMPRESA
CONTROLA TU EGO
julio 21, 2021
EMPRESA
HAZ LAS COSAS DIFERENTE
junio 22, 2021
NOTAS RELACIONADAS
NOTICIAS
TIPS PARA EMPEZAR BIEN EL AÑO
noviembre 08, 2017
NOTICIAS
INFORMACIÓN SOBRE EL NUEVO SALARIO
noviembre 24, 2017