Trabajo a distancia, su repercusión en horas extras, materiales de trabajo y modificación de salario ante el IMSS

LEGAL

Recordemos que el pasado 31 de marzo de este año, la Secretaría de Salud, emitió acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2., donde se ordena la suspensión inmediata de las actividades no esenciales por el periodo del 30 de marzo al 30 de abril de 2020, con la finalidad de mitigar la dispersión y transmisión del virus SARS-CoV2 en la comunidad, para disminuir la carga de enfermedad, sus complicaciones y la muerte por COVID-19, en la población residente en el territorio nacional.

Lo anterior ha generado que muchas empresas implementen el trabajo a distancia (home office o teletrabajo), por ello no debemos olvidar establecer claramente (patrón y trabajador) las circunstancias en que se llevará a cabo el trabajo a distancia (horarios del empleado, número de horas que estará disponible, persona a la que deberá reportar o rendir cuentas, días de descanso y detalles de los trabajos a realizar).

Al no existir controles de asistencia en este esquema, es importante respetar la jornada que se pacte, es decir, que el trabajador labore máximo las 48 horas semanales en jornada diurna; además pactar que el empleado no deberá laborar después de su horario establecido, de lo contrario, éste podría demandar el pago de horas extras.

En este sentido, el patrón tiene la obligación de proporcionar a los empleados las herramientas de trabajo, asumiendo el costo del internet y teléfono (artículo 132, fracción III de la Ley Federal del Trabajo), para que los mismos puedan laborar de manera remota.

Para que lo anterior sea exitoso, es importante celebrar convenio por escrito entre el patrón y el trabajador (o su sindicato), cuyo fin es modificar las condiciones de trabajo, donde deberán detallarse las condiciones, antecedentes, motivos y duración del acuerdo. Por ello, muchos empleadores han optado por dejar en claro mediante convenio con sus trabajadores la justificación de reducir la jornada laboral, salarios, escalonamiento de horarios, etc.

En caso de haberse pactado por escrito la modificación del salario, se deberá efectuar dentro de los 05 días hábiles la modificación del salario base de cotización del trabajador ante el Instituto Mexicano del Seguro Social. Por ello la importancia de documentar la modificación de condiciones de trabajo y evitar sanciones futuras (artículos 15, fracción I, y 27 de la Ley del Seguro Social).

LO MÁS NUEVO
LEGAL
TELETRABAJO (HOME OFFICE) APROBADA POR LA COMIS...
julio 27, 2020
LEGAL
OPINIÓN A LA INICIATIVA DE REFORMA A LA LEY DE...
julio 23, 2020
NOTAS RELACIONADAS
LEGAL
Reformas a la Ley Federal del Trabajo.
enero 21, 2020
LEGAL
¿Qué dice la Ley sobre el derecho de antigüe...
junio 04, 2015