RESILIENCIA: HERRAMIENTA IDEAL

por Martha Galas

Hoy en día, gastamos mucha energía en sentimientos, como frustración, miedo y ansiedad, llegando inclusive a agotar nuestras reservas al vernos sumergidos en tristeza y preocupación, las cuales son emociones mucho más sutiles de las que a veces no nos percatamos; el resultado es que la resilencia, o nuestro abastecimiento energético, se ve afectada. Podríamos decir que es algo similar a lo que sucede cuando dejamos el coche con la luz prendida y la batería se acaba. 

La resiliencia es la capacidad para prepararse, recuperarse y adaptarse a una situación de adversidad o estrés.  Por consiguiente, la clave consiste en saber administrar el modo en que gastas tu energía, sin desperdiciarla, pero a la vez recargando la que usas.  Es lo que haces con tu celular, al conectarlo a la corriente cuando la batería está baja. Sin embargo, es necesario enfatizar que la resiliencia puede variar día con día ya que no siempre actuamos o reaccionamos de igual modo. 

Después de una noche sin “pegar los ojos” y con el estrés resultante, perdemos armonía interior o coherencia; además, la frustración y la carga de trabajo nos impiden pensar con claridad, la tolerancia se reduce y los músculos se contraen afectando el cuerpo físicamente.  Hay gente que asegura trabajar mejor bajo estrés sin percatarse que sólo reacciona a un reto ya que, cuando el estrés es excesivo y no se renueva la energía, llega un momento en el que la reserva de ésta se colapsa, el agotamiento emocional es brutal, el desempeño se vuelve terrible y la crisis estalla.  El estado de coherencia es primordial para fluir en equilibrio, con mente, emociones y cuerpo funcionando en sincronía; precisamente, cuando   tenemos más energía, el tiempo transcurre con mayor rapidez y fluimos con flexibilidad y tolerancia, pensando con claridad.

Nuestra habilidad para estar en balance y fluir está determinado por nuestra capacidad para autorregular las emociones y evitar las fugas de energía, fortaleciendo la resiliencia.  Empero, dicho balance interior no implica un estado ni relajado ni adormilado, sino es en sí un equilibrio entre las emociones y la mente que nos produce tranquilidad interna mientras permanecemos activos y alertas.

Al mantener ese balance interior, nos desconectarnos de emociones indeseables y agotadores, como impaciencia, temor y preocupación; de hecho, ese estado de coherencia nos ayuda a ser más objetivos para encontrar soluciones a problemas innecesarios y hasta evitar situaciones complicadas, además que fortalecemos nuestro sistema inmunológico.  

Todo es tan simple como aprender a respirar para alinear nuestra mente con las emociones. Es estar consciente de como respiramos para tener ese tiempo extra para actuar en consciencia en lugar de reaccionar de manera mecánica, repitiendo esos indeseables patrones de estrés.

Si te interesa más información sobre el tema, no dudes en contactarnos. Contamos con Coaches y Entrenadoras en Resiliencia Certificados por Heart Math(R).

Recuerda que nosotros, INARI Inteligencia Laboral, somos el asesor laboral ideal para tu empresa.

LO MÁS NUEVO
EMPRESA
APRENDE A MANEJAR TU MANO DE OBRA . . . DESDE C...
noviembre 30, 2020
LEGAL
CAPACITANDO VIRTUALMENTE
noviembre 25, 2020
NOTAS RELACIONADAS
EMPLEADO
TOMA LAS COSAS CON CALMA
abril 11, 2018
EMPLEADO
Bullying Laboral
agosto 02, 2018