La mejor motivación: hacer lo que te gusta

AUTOR M.G. 

La recompensa, ese elogio o gratifiación, que recibimos por algo bien hecho se convierte en un grandioso estímulo en cualquier ámbito laboral; se trata de una motivación extrínseca, que se basa en recibir algo a cambio de un logro.  Sin embargo, existe otro tipo de aliciente, que, a diferencia del primero, nace de uno mismo, impulsándonos  a hacer algo por el simple gusto de hacerlo,  y que  se conoce como motivación intrínseca.

En la actualidlad, la gratificación se ha convertido en una estrategia que constituye la base del complejo sistema laboral moderno puesto que la productividad se incrementa ante la posibildad de recibir algo a cambio.  Empero, los expertos coinciden en que, una vez que quedan cubiertas las necesidades básicas de vida, las personas dejan de apreciar ese aumento de salario puesto que ya no lo consideran un elemento primordial en la búsqueda de la felicidad.  Además, la técnica motivacional extrínseca sólo produce un incremento en la capacidad productiva a corto plazo en la mayoría de los casos, convirtiéndose, con el paso del tiempo, en un factor que puede ser negativo debido al efecto opuesto que ocasiona, o sea una reduccon en el rendimiento.  Esto no implica en forma alguna que debas eliminarla de tu lista de estrategias laborales sino sólo que tengas cuidado en su aplicación, tomando en cuenta de que es un excelente incentivo para el caso de labores rutinarias y aburridas que no constituyan reto alguno.

Com patrón o líder, tu responsabilidad consiste sin lugar a dudas en crear un ámbito agradable  que impulse a tu gente tanto a elevar como a  fortalecer sus conocimientos pero también a ayudar a sus compañeros, recibiendo más respeto a cambio.  Existen algunos factores que te ayudarán a descubrir el grado de motivación, los cuales son:

  • Compromiso por lo que se hace, manteniendo un propósito importante; un objetivo claro y significativo.
  • Libertad para actuar; autonomia para elegir tanto la forma como el camino para alcanzar dicho objetivo, sin imposiciones.
  • Certeza de la capacidad para destacar en lo que se hace. A todos nos gusta sentir que somos buenos   haciendo lo que hacemos.
  •  Seguridad en que los avances alcanzados llevan al éxito; necesitamos percibir que vamos por el camino correcto.

La realidad es que las personas son mucho más productivas cuando hacen lo que en verdad les gusta y desean.  Sin embargo, también requieren de un entorno adecuado  que  las motive apelando a sus necesidades internas, a su deseo natural de aprender, de cooperar con los demás, de ser respetadas. Empieza contigo mismo; encuentra tu  propia motivación para después  concentrarte en   tu equipo.

 

Para INARI Inteligencia Laboral, la mayor motivación es el bienestar de nuestros clientes,  a quienes ofrecemos una Asesoría Laboral Integral que no solamente blinda por completo los procesos del negocio sino que también ofrece estabilidad, tranquilidad y seguridad.  Si requieres ayuda o deseas recibir más información al respecto, no dudes en contactarnos.

LO MÁS NUEVO
EMPRESA
LLEGAR A ESE CLIENTE PERFECTO
septiembre 17, 2020
EMPRESA
EMPRENDEDORAS PONEN EL EJEMPLO
septiembre 17, 2020
NOTAS RELACIONADAS
EMPLEADO
¿POR QUÉ NO TODOS SON EXITOSOS?
noviembre 23, 2018
EMPLEADO
RSE… ¿Sabes lo que significa?
julio 31, 2017