IMPORTANCIA DE LA FIRMA ELECTRONICA EN ÉPOCA DE CRISIS

por Martha Galas

Ante la crisis que vivimos, es prácticamente imposible acudir al notario, o fedatario público.  Sin embargo, no te preocupes, las disposiciones vigentes en México recomiendan el uso de herramientas digitales debido a que la celebración y formalización de contratos no puede ni debe afectar la operación de negocios a pesar de la crisis que ha ocasionado el COVID-19.

De acuerdo con las medidas adoptadas a nivel federal, se ha vuelto primordial el uso de firmas electrónicas fiables en la celebración, formalización y ratificación de contratos mediante plataformas que faciliten el proceso, como por ejemplo “FIEL”, la cual es de fácil acceso y asegura tanto la celebración como la firma de contratos de manera remota, asegurando la conservación e inalterabilidad de mensajes digitalizados.  En base a leyes nacionales e internacionales, podemos decir que:

  • El Código Civil Federal mantiene que los documentos deben contener las firmas de todas las partes involucradas, cuando así lo requiera un contrato civil, de modo que dicha obligación podrá ejercerse a través de medios digitales siempre y cuando la información sea atribuible a las personas obligadas y a la cual se pueda tener acceso posteriormente.
  • El Código de Comercio, o CC, establece que, en un acto jurídico, puede emplearse una firma electrónica mientras que el artículo 89 indica que ésta se entiende como los datos electrónicos consignados en un mensaje de datos, adjuntados o asociados a través de una aplicación tecnológica, y que sirven para identificar al firmante; además, es admisible como prueba en un juicio al tener los mismos efectos jurídicos que la firma autógrafa. Sin embargo, toda firma electrónica fiable debe satisfacer requerimientos muy específicos, mencionados en dicho artículo, que permitan a los prestadores de servicio de cerficación tanto determinar como hacer del conocimiento si la firma en cuestión cumple con ellos.
  • Las leyes vigentes en México, dentro del Código Federal de Procedimientos Civiles, el Código del Comercio y la Ley de Firma Electrónica Avanzada, avalan la posibilidad de presentar información generada o comunicada a través de cualquier tecnología dentro de procesos judiciales, como documentos firmados electrónicamente que aseguran el mismo valor probatorio, obligando a las autoridades correspondientes a admitirla, valorarla y considerarla en todas sus resoluciones.

Por último, cabe resaltar que también se ha desarrollado un marco jurídico, dentro del cual destaca la ley Modelo de la CNUDMI sobre Comercio Electrónico, que ofrece un panorama neutral en cuanto al uso de las diversas tecnologías digitales, asegurando el que no se favorezca una sobre otras; de este modo, reconoce tanto las firmas basadas en criptografía como las electrónicas.

¿Tienes dudas?  No dudes en contactarnos.  Recuerda que estamos listos para ayudarte, somos INARI, Inteligencia Laboral.

 

 

 

LO MÁS NUEVO
EMPRESA
APRENDE A MANEJAR TU MANO DE OBRA . . . DESDE C...
noviembre 30, 2020
LEGAL
CAPACITANDO VIRTUALMENTE
noviembre 25, 2020
NOTAS RELACIONADAS
NOTICIAS
¿QUÉ SIGUE?
noviembre 20, 2017
NOTICIAS
Acuerdo Modificatorio Acciones Extraordinarias
abril 24, 2020