Eso que llamamos talento

AUTOR M.G. 

EMPRESA

Muchas personas en edad laboral tienen dificultades para encontrar empleo, acosadas por la incertidumbre sobre el modo en que la inteligencia artificial y la automatización impactarán su futuro mientras que los encargados de recursos humanos se pierden ante las nuevas exigencias para manejar el talento, eso que es primordial para el éxito del negocio.

El talento está conformado no sólo por conocimientos sino mucho más, incluyendo creatividad, motivación, experiencia, intereses, actitud positiva; ese conjunto de características para hacer frente a los desafíos, superar obstáculos y encontrar soluciones.    Es un elemento vital debido a que cualquier proyecto requiere de personas con las aptitudes necesarias para llevarlo a cabo y alcanzar los objetivos marcados 

Ante los constantes cambios, las empresas deben concentrarse en atraer empleados talentosos que, con motivación, cumplan con lo que se les pide, dando lo mejor de sí mismos puesto que, cuando la carecen, se ven sumergidos en la falta de certeza en el futuro, sintiéndose estancados y dispuestos a buscar otras alternativas con una oferta más prometedora.

Las áreas de recursos humanos tienen una misión básica ya que deben detectar a las personas idóneas para un cargo específico.  Sin embargo, la mayoría maneja políticas obsoletas, desarrolladas hace muchos años dentro de un contexto muy distinto; hoy, la clave radica en buscar nuevos modelos que lleven a fomentar el compromiso de los trabajadores, incrementando como resultado el índice de satisfacción y, en consecuencia, de retención. 

El patrón, o el departamento de recursos humanos, tiene que saber con precisión qué es lo que se busca en un empleado para un puesto, los retos que afronta, así como los factores que lo llevan a permanecer o a renunciar. Necesitan comprender cómo pueden apoyar a su gente para mejorar las ventajas competitivas, pero también los trabajadores estar conscientes de qué capacidades tienen que fortalecer para lograr un ascenso, junto con mejores beneficios.

Aunque son importantes para definir lo que se requiere para la era moderna, no podemos dejar de mencionar que las políticas, estructuras y prácticas deben complementarse con una actitud positiva sobre el talento.  Los reclutadores tienen que acoplarlo con las necesidades del negocio que en sí podría implicar un cambio en el modo en que se valoran diversas experiencias mientras que los gerentes y directivos también necesitan contar tanto con la capacitación como el apoyo para convertirse en administradores de procesos, pero también de personas.  Tienen que generar la confianza necesaria para que su gente encabece con éxito proyectos, fortalezca sus aptitudes y adquiera otros conocimientos; en otras palabras, que crezcan y se desarrollen profesionalmente en beneficio individual pero también de la compañía.

Valorar el talento de los empleados se ha convertido hoy en el gran rato para cualquier empresa deseosa de mejorar su rentabilidad. 

Nosotros, INARI Inteligencia Laboral, nos encargamos de poner todo nuestro talento para crear “un traje a la medida” que se adapte a tus necesidades laborales.  No dudes en contactarnos. 

 

LO MÁS NUEVO
LEGAL
TELETRABAJO (HOME OFFICE) APROBADA POR LA COMIS...
julio 27, 2020
LEGAL
OPINIÓN A LA INICIATIVA DE REFORMA A LA LEY DE...
julio 23, 2020
NOTAS RELACIONADAS
EMPLEADO
Día de muertos: una fiesta con reconocimiento ...
octubre 25, 2019
EMPLEADO
Gestionando Relaciones
julio 30, 2019